Frixuelos: postre asturiano típico de carnaval

Este es un postre típico de Carnaval, o de Atroxu como se dice en asturiano, pero realmente se come durante todo el año. Se trata de una receta muy sencilla que recuerda a las crepes francesas (que también son típicas el día de la Candelaria – 2 de febrero) o a las filloas gallegas, solo que los frixuelos suelen ser mucho más finitos, de menor tamaño, dulces y se comen enrollados.

Voy a hacerlos por primera vez en Andorra, pero estoy segura de que me dirán que son crepes… jajaja. No me importa, los llamemos como los llamemos, son típicos de esta época y ¡están buenísimos!


INGREDIENTES (12 – 18 unidades)

  • 300ml de leche
  • 100g de harina
  • 3 huevos (no demasiado grandes o sabrán a tortilla francesa…)
  • azúcar
  • una pizca de sal
  • un poco de aceite para freírlos (hay quien usa mantequilla o incluso unto, que es panceta de cerdo)

RECETA

  1. Batimos los huevos con una pizca de sal.
  2. Colocamos la harina en un recipiente profundo. Añadimos los huevos batidos y mezclamos hasta conseguir una masa homogénea. Utilizaremos siempre las varillas manuales para mezclar.
  3. Añadimos una cucharada sopera de azúcar y seguimos mezclando.
  4. Vamos añadiendo entonces poco a poco la leche para diluir progresivamente nuestra mezcla.
  5. Ponemos a calentar un buen chorro de aceite en una sartén y luego lo retiramos a una taza. ¿Por qué? Porque vamos a freír los frixuelos echando de cada vez un hilillo de aceite, y así no tendremos que esperar que ir esperando a que se caliente. Colocamos cerca el recipiente con la mezcla, un cuenco con azúcar, la taza con el aceite ya caliente y un plato donde colocar los frixuelos que hagamos. Añadimos pues un hilillo de aceite a la sartén y con una garcilla o cacito añadimos la cantidad justa de mezcla para cubrir el fondo. Lo repartimos bien girando la sartén para que la mezcla se extienda por la superficie, intentando conseguir un especie de tortita lo más fina posible. Cuando esté dorado por un lado, le damos la vuelta y lo doramos por el otro. Para darle la vuelta al frixuelo podemos hacerlo con los dedos o bien, si somos duchos con la muñeca, lanzándolo al aire, como los expertos, pero yo no me arriesgaría si es vuestra primera vez… Cuando esté listo lo retiramos a un plato y añadimos un poco de azúcar por encima. Hacemos el siguiente frixuelo de la misma forma y lo colocamos sobre el que hicimos antes, así, con el calor entre uno y otro el azúcar se ira derritiendo formando un suave sirope.
  6. Vamos haciendo los frixuelos y colocándolos uno encima de otro formando una pequeña torre. Lo normal es comenzar a comer los que ya están fríos, o al menos templados, así que le la vuelta a la torre de frixuelos.

A mi particularmente me gusta esperar a que enfríen, pues como cualquier postre hecho a partir de una masa, pasta o mezcla de este tipo, el calor enmascara el auténtico sabor del frixuelo que lo diferencia del resto de tortitas y tortillas.

Lo tradicional es presentar la torre de frixuelos y que cada uno vaya cogiendo de uno en uno enroscándolo para comerlo. Se les puede añadir azúcar, mermelada, compota de manzana… justo antes de enrollarlos, así cada uno puede añadirle lo que prefiera.

Hoy en día es muy frecuente ver frixuelos entre los postres de los restaurantes. Suelen poner 2 frixuelos enrollados y rellenos de nata, chocolate, dulce de leche… como las crepes francesas.

¡Buen provecho!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s